¡Cambia Tu Casa Sin Moverla Del Sitio! (AROMAS ALTA GAMA nivel PRO)

FRECUENCIAS Y RADIÓNICA

FRECUENCIAS Y RADIÓNICA

Frecuencias y RadiónicaLa radiónica es una técnica terapéutica que se basa en la emisión de frecuencias para corregir desequilibrios en el campo energético del cuerpo humano.


Según la radiónica, cada órgano del cuerpo tiene una frecuencia única que se corresponde con su funcionamiento óptimo.

En la teoría holística, se considera que el cuerpo humano es un sistema complejo que interconecta diversas partes y funciones.

Cada uno de los órganos del cuerpo tiene su propio papel en la mantención del equilibrio del organismo, y cuando uno de ellos falla, puede afectar el funcionamiento de los demás.

En la radiónica, se utiliza el concepto de resonancia para enviar las frecuencias adecuadas a los órganos enfermos o en desequilibrio.

La resonancia es la capacidad de un sistema para vibrar en armonía con otro sistema que tiene una frecuencia similar.

Cuando se emite la frecuencia correcta, se espera que el órgano se equilibre y recupere su función óptima.

 

Cada órgano tiene una frecuencia específica que se puede medir en hertzios.

Es importante mencionar que las frecuencias de los órganos pueden variar dependiendo de la fuente consultada y los métodos de medición utilizados.

Sin embargo, aquí te presento una lista con algunas de las frecuencias reportadas:

Hígado: 55-60 Hz
Corazón: 60-70 Hz
Estómago: 58-65 Hz
Páncreas: 60-80 Hz
Riñones: 60-70 Hz
Intestinos: 58-65 Hz
Piel: 58-60 Hz
Pulmones: 58-65 Hz
Oído interno: 62-68 Hz
Cerebro: 72-90 Hz
Huesos: 38-43 Hz

Es importante destacar que estas frecuencias no son una medida absoluta y que el cuerpo humano está en constante cambio y movimiento, por lo que puede haber variaciones en las frecuencias de los órganos según el estado físico, emocional y mental de cada persona.

Además, la radiónica no busca reemplazar el tratamiento médico convencional, sino complementarlo desde una perspectiva holística.


La idea es que, al enviar estas frecuencias a través de la radiónica, se puede estimular el órgano para que vibre en su frecuencia natural y se equilibre.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que la radiónica no es una terapia convencional y muchas personas son reacias a este tipo de tratamientos, aunque se han realizado algunos estudios sobre los efectos de las frecuencias en la salud.

La radiónica es una terapia complementaria.

En resumen, la radiónica es una técnica terapéutica que se basa en la emisión de frecuencias para corregir desequilibrios en el campo energético del cuerpo humano.

Cada órgano del cuerpo tiene su propia frecuencia única que se corresponde con su funcionamiento óptimo, y la radiónica utiliza la resonancia para enviar las frecuencias adecuadas a los órganos en desequilibrio.

La radiónica puede ser una opción interesante para aquellos que buscan terapias complementarias y alternativas.

Que la radiónica y aromas fluyan,

Oscar


Dejar un comentario