¡Bienvenid@ al Mundo De Los Aromas!

Activa Los Cinco Sentidos con Marketing Olfativo

Activa Los 5 Sentidos con Marketing Olfativo

activa los 5 sentidos con marketing olfativoEl olfato tiene una relación muy estrecha con la memoria emocional en el cerebro.

Cuando inhalamos un aroma, sus partículas son captadas por el epitelio olfatorio, donde millones de células receptoras, envían el mensaje al bulbo olfatorio del cerebro.

Antes de llegar a la corteza cerebral, el olor pasa por la amígdala y el hipocampo, estas dos zonas del cerebro, están relacionadas con el instinto, las emociones, sentimientos e impulsos, y también están implicados en la memoria.

Los ejemplos de este tipo de marketing cubren todo tipo de negocios, como el caso de la panadería estadounidense Cinnabon, cuya estrategia es hornear bollos de canela cada 30 minutos para mantener el aroma en el aire y así atraer a sus clientes.

O el ejemplo de cómo un casino de Las Vegas descubrió que sus clientes apostaban un 45% más en las zonas perfumadas que en aquellas libres de aromas.


marketing 5 sentidosLos olores tienen matices particulares y son subjetivos, asi que es importante tener en cuenta el tipo de cliente y el contexto en el que ese olor se enmarca.

No es lo mismo un hotel, que un avión, que un restaurante o que un banco.

Y tan importante es provocar el olfato con un buen olor como eliminar aquellos que pueden perjudicar a tu negocio.

 

Según el estudio de Air-Scent, cuando las principales empresas utilizaron el marketing de esencias en sus tiendas, la intención de compra aumentó un 80%.


La técnica del marketing olfativo también se usa en el ámbito laboral para tener efectos positivos en la productividad de los trabajadores, incluso también afecta a su moral y su estado emocional.

En estos casos, se utilizan por ejemplo, aromas de limón, lavanda o jazmín para calmar los nervios y favorecer la concentración.

Muy posiblemente, el marketing olfativo sea el más efectivo que existe, y es el más eficaz para desencadenar recuerdos vívidos, incluso más que el propio uso de imágenes, más evidente y aparentemente mucho más impactante.


Dejar un comentario